“¡Mi hijo no lee!”… y otros mitos inéditos

Cuando era más pequeña e iba a la escuela secundaria una de las actividades centrales del año escolar era leer libros clásicos. La profe de literatura se esmeraba por seleccionar aquellos libros que nos permitieran tener un background interesante, además de poder trabajar sobre conceptos propios de su área. Así recuerdo haber leído aquel poema tan particular del Mio Cid, incluso recuerdo haber soñado alguna vez con los molinos que le daban guerra a Don Quijote. También, puedo describirles la cantidad de escenas que guardo en mi memoria sobre Martín Fierro acompañado de su guitarra… ¿el hecho es que antes leíamos y ahora ya no tanto?. Posiblemente sea cierto que antes era más frecuente encontrar a niños o adolescentes con libros entre manos, leyendo, en silencio… Madres, padres, abuelos… ¿preocupados porque los niños no leen?.

Entiendo que esta preocupación puede tener fundamentos válidos pero en las próximas líneas intentaré contarles por qué considero que los niños y adolescentes leen, y más de lo que nos imaginamos. Tal vez necesitemos ampliar y complejizar nuestra forma de analizar la situación, y al fin y al cabo, derribar algunos mitos.

Lo que está en juego en esta discusión es el concepto de lectura: ¿qué es leer? ¿solo se leen textos? ¿cómo se lee en otros formatos?. Si vemos un video en YouTube, ¿también estamos leyendo?. En las épocas en que nosotros -los adultos- eramos niños, la cantidad de dispositivos que existían se reducían a unos pocos, como el televisor o una computadora de escritorio. Actualmente estamos rodeados de smartphones, tablets, netbooks, incluso contamos con numerosas aplicaciones que nos permiten acceder a la información que deseamos de manera ubicua.

No solo podemos leer los diarios en su versión digital, sino también podemos leer nuestra timeline en Twitter y obtener la información que deseamos. Este es el punto: claramente la lectura de un periódico (sea en soporte papel como en soporte digital) no es la misma que la lectura en Twitter, aunque el contenido y la información a la cual accedamos sea similar. Entonces, ¿basta con exigir a los jóvenes que lean en ciertos y determinados soportes?. Tal vez tengamos que ampliar la mirada y preguntarnos qué competencias son necesarias para una “buena lectura” en los formatos que tienen disponibles los jóvenes. ¿Qué tipo de lectura/s realizan los jóvenes? ¿cómo proponerles lecturas no lineales, complejas? ¿qué implica “leer” en otros soportes distintos al papel?

En todo caso, en lugar de preocuparnos por el soporte de la lectura (libro, ebook, pc…), o por la cantidad de lectura, preocupémonos por la calidad. Es decir, por aquello que se lee, y lo que se hace con ello. ¿De qué modo los interpela la lectura? ¿qué producen a partir de ella? ¿cómo interpretan las ideas? ¿producen sus propias ideas a partir de las lecturas? ¿logran ordenar, sistematizar y compartir sus lecturas?

Podemos analizar el fenómeno de los booktubers en YouTube, adolescentes que deciden compartir reseñas de sus lecturas mediante breves videos que suben a esta red social. De este modo, no solo leen textos literarios (eventualmente en soporte papel o digital), sino que además realizan el ejercicio de organizar, sistematizar y compartir esta lectura. La tendencia, en palabras de los mismos adolescentes, no solamente es leer sino también interactuar y compartir con otros esta actividad. Entonces, la actividad de lectura ya no es una instancia solitaria o posiblemente silenciosa, sino que cobra características de las dinámicas colaborativas. ¿Todavía seguimos convencidos de que los jóvenes no leen?

En los contextos actuales considero que es mucho más valioso (y hasta diría necesario) saber leer información de manera crítica, sea cual fuese su forma de presentación. En la mayoría de los casos el “contenido” cobra sentido cuando se expone información en diversos formatos y de manera conjunta. Esto es, cuando la idea a transmitir también depende del soporte en que se exponga la información.

Vemos que la situación es mucho más compleja de los que pensamos porque se ponen en juego muchas aristas para analizar, muchas variables… conceptos que debemos (re)definir, y hasta investigar… Entonces, los invito a pensar: posiblemente seamos los adultos los que estamos reproduciendo mitos sin cuestionarnos si nuestra interpretación de la relación jóvenes-lectura es la más acertada.

Referencias

Carelli Lynch, G. (30 de marzo de 2014) Los adolescentes sí leen: sostienen gran parte de la industria editorial. Clarin. Recuperado de: http://www.clarin.com/sociedad/adolescentes-sostienen-parte-industria-editorial_0_1111089012.html

Clarín (editorial). (13 de enero de 2016) Los chicos abandonan la TV y casi 2 de cada 10 ya no la miran. Clarín. Recuperado de: http://www.clarin.com/sociedad/chicos-abandonan-TV-miran_0_1502850130.html

Perazo, C. (27 de julio de 2014) ¿Quiénes son los booktubers? La nueva tendencia teen que dinamiza el mercado. La Nación. Recuperado de: http://www.lanacion.com.ar/1713383-quienes-son-los-booktubers-la-nueva-tendencia-teen-que-dinamiza-al-mercado

Anuncios

Mi participación en la Red de Graduados del Pent (Flacso)

Suelo ser curiosa y hacer muchas cosas a la vez, me encanta ser parte de grandes proyectos. Creo que la Red de Graduados del PENT (Flacso) es un proyecto de este tipo, grande con muchas facetas por explorar tanto grupales como individuales.

Mucho se escribió y se habló sobre la Red de Graduados del PENT, no es mi intención retomar estas descripciones y análisis sino más bien hablar sobre mi, y mi participación en este espacio. No obstante les dejo algunos links a partir de los cuales pueden interiorizarse un poco más sobre estas cuestiones:

Mi experiencia durante el 2014 fue muy variada e intensa. Lo importante fue el espacio que me brindó para sentirme parte de un proceso de aprendizaje profesional. Es un poco ambigua la expresión “aprendizaje profesional” pero creo que es la que mejor expresa lo que viví (Nota: tal vez deba dedicarle un post exclusivo a explorar esta expresión porque creo que, en el marco de la Red de Graduados, cobra un significado interesante).

Concretamente me involucré desde distintos roles en los siguientes proyectos o eventos. Por un lado participé como cronista en el Educatón 2014, sobre el cual se sistematizaron diferentes reflexiones que dieron lugar a ponencias y presentaciones en diferentes congresos. Les dejo algunas de ellas para los que deseen interiorizarse más sobre lo que fue el Educatón y las conclusiones y abordajes (algunos teóricos) sobre dicha experiencia:

A propósito de mi participación como cronista y compartiendo inquietudes con dos compañeras más (Claudia Gorosito y Vanesa Aiello Rocha – ambas miembros de la Red de Graduados del PENT) nos propusimos interpretar el rol de cronista y las producciones que se generaron a partir de allí. Lo interesante fue descubrir que en el fondo se dio lugar a aprendizajes muy interesantes en la red que dimos en llamar rizomáticos. Para interiorizarse más sobre esto los invito a leer el artículo presentado en el Congreso Iberoamericano de Ciencia Tecnología Innovación y Educación organizado por OEI.

  • AIELLO ROCHA,Vanesa.; GOROSITO, Claudia.; LANGHI,Ma. de los Milagros. (2014). La actividad del cronista en el ecosistema de una red profesional de aprendizaje colaborativo. Experiencia en el EDUCATON 2014 de la Red de Graduados del PENT. En: Congreso Iberoamericano de Ciencia, Tecnología, Innovación y Educación. Disponible en: http://www.oei.es/congreso2014/memoriactei/1026.pdf

Me resulta complejo expresar con palabras todas las experiencias y aprendizajes profesionales (como me gusta decir) que logré este año en la Red. Son mi familia, y en una familia uno crece, se desarrolla, amplía sus alas y sueña. Porque la familia te da seguridad, pero también te genera las inestabilidades necesarias para que aprendas a ser y a valerte por vos mismo. Eso es la Red para mi: aprendo y me doy el lujo de explorar zonas desconocidas que nunca creí poder abordar. Ellos me acompañan y a la vez me permiten acompañarlos, todos tenemos mucho que aportar. Nosotros somos la Red de Graduados del PENT.

Saludos, @MiliLanghi

#Educatón: Dias 4, 5 y… al más allá!

En el día 4 me levanté verdaderamente temprano, a las 6AM (arg) sonó el despertador, tal vez mis ansias de que llegue el día 4 eran más poderosas que las ganas de dormir. Escribí mis ideas del día anterior mientras tomaba mates mañaneros (que siempre ayudan a pensar) y debo decirles que la llovizna cordobesa me inspiró un poco.

Las obligaciones del día me pusieron impaciente, yo quería estar en la actividad, era mi primer crónica y quería saberlo todo sobre las interacciones, cuántos eramos en el espacio, sobre el especialista… Como estaba en clase (tomando una clase), mientras el profe escribía en la pizarra yo tuiteaba (chicos, no hagan esto en sus colegios, y menos en la facultad!). Sin admitirlo quería que todos se enteren que comenzaba la actividad, quería decirles que hagan lo que yo no podía en ese momento.

Así la primer crónica fue espectacular, una experiencia muy interesante, ¡espero que se repita!

Para hablar un poco más de las cuestiones que me sorprendieron del Educatón me gustaría, pensando también en el día 5, quisiera retomar aquello que dejé pendiente en el post anterior: el recorrido personal de cada educatonista.

Como habrán podido experimentar cada educatonista tenía la libertad de gestionar su propia agenda durante el evento, esto es, poder guardar las actividades que deseaba realizar simplemente con un click, y la propia plataforma se encargaba de recordartelo con notificaciones antes de cada actividad agendada. Utilizo la palabra libertad porque esta acción implicaba una decisión, que condicionaba directamente las experiencias de cada educatonista.

Las implicancias de este aspecto del diseño son muchas pero creo que una de las principales es que se multiplicanban (y se siguen multiplicando) las diferentes conexiones entre ideas, oposiciones, reflexiones, comparaciones… esto deviene en aprendizajes más poderosos. Noten que no utilizo la palabra significativos porque me parece que lo poderoso engloba lo significativo, ya que lo poderoso tiene resonancias, trae consecuencias más allá de un tiempo determinado, como puede ser los cinco días que duró el Educatón. Seguro que algún estudioso o estudiosa de la teoría de Ausubel me puede discutir algo de lo que digo, lo cual sería interesante para seguir construyendo esta idea sobre los recorridos de los educatonistas.

Queda tanta tela por cortar que propongo hagamos un encuentro de educatonistas, para pensar sobre los aprendizajes, extraer conclusiones, ir más allá…

@MiliLanghi

#Educatón: Día 3

El tercer día del Educatón fue un tanto particular desde mi lugar. El hecho de ser un día feriado (donde recordamos a nuestros Héroes de Malvinas) hizo que los tiempos del Educatón sean otros, distintos a los primeros dos días de trabajo. Reconozco que mi agenda es un poco caótica, me cuesta decidir y además quiero ver todos los espacios y me distraigo y se me pasa por alto el seguimiento de las actividades que agendé. He llegado a la conclusión que ser educatonista demanda disciplina, adaptada a la periodicidad de las actividades.

En el programa de hoy de #PentEsquimal, hablaban del tiempo del Educatón y las actividades planteadas. A pesar que llegué tarde para escucharlo, me quedé pensando en una cuestión que me llama la atención del diseño: la periodicidad de las actividades marca un ritmo, no hay “educatonistas atrasados”, se mantiene una fluidez y se avanza en el intercambio y la construcción.

Analicemos lo siguiente: En mis reflexiones del Día 2 (post anterior) hacia referencia a cómo podía evidenciarse el avance en los procesos y en el intercambio de ideas; y me animo a decir que algo de culpa sobre este logro lo tiene la periodicidad de las actividades.

Estoy participando de #HackWikimedia y nos encontramos en la segunda etapa, donde ya superamos el hecho de “tirar” ideas, y ahora proponemos soluciones… son ideas de ideas, las votamos, intervenimos en las propuestas de otros. Sin dudas esto es más complejo que solo compartir ideas sobre un tema. Vamos camino a algo más grande, más complejo. Este es el camino hacia la construcción colaborativa, es a mi entender, un proceso grupal de construcción de sentidos.

Observo en el Educatón otro hecho que me parece interesante y es la flexibilidad. Cada educatonista marca su rumbo, su aprendizaje dentro del Educatón que se imprime de las experiencias que vive día a día. Pensaré más sobre esto mañana.

Finalmente quiero preguntar algo, ya sé que es una locura o más bien, algo aventurado; también sé que me van a pedir explicaciones…

No será el Educatón un antecedente para pensar un modelo o una versión más poderosa y mejorada de los Mooc?
Tengo ganas de cambiar el mundo, tengo ganas de erradicar los Mooc y viviendo el Educatón se me ocurrió una idea…

Nos vemos en el día 4. Saludos,
@MiliLanghi

#Educatón: Día 2

Al pasado que fue pisado lo vivimos, pero hemos dejado huellas!

Visto que el día 1 nos dejó con ganas de seguir, llegó el día 2. Pero no se preocupen porque hoy se viene el día 3; y si se quedan con ganas de más, faltan el 4 y el 5. Es solo una cuestión de horas.

Pasado el día 1 los educatonistas se fueron acomodando, cada uno tiene su lugar, sus espacios, se hizo amigo de la plataforma, afloraron usuarios de Twitter que desconocía, se amasaron muchas ideas, se dejaron preguntas y se comenzó a pensar sobre problemas que nos interesan.

La fluidez y rapidez dc15ea56eb7bb11e38f7e12414a7d7418_8e las intervenciones demanda de los educatonistas cierta dedicación, ya no podemos solo echar un vistazo y comentar en los foros o en twitter, necesitamos dar un paso más: pensar, retomar, re-significar las ideas de otros para poder participar adecuadamente en las actividades. Necesitamos más interacción, preguntar y preguntarnos, confrontar y refutar, superar las consignas… siempre es bueno poner en cuestión lo que nos piden, siempre hay algo más por pensar y luego por decir.

Vamos viendo cómo los educatonistas reconocen que las intervenciones individuales tienen una finalidad, un objetivo con sentido grupal. En Twitter, los hashtag permiten etiquetar los comentarios y participaciones en relación con un tópico grupal, cuyo propósito es contribuir a la solución de una pregunta que forma parte de una etapa para resolver un problema. El devenir de las etapas en el #EduHackatón, estimo, será clave para superar la acumulación de ideas y dar lugar a significados más complejos y de construcción colaborativa.

Veremos en este tercer día, prometedor por cierto, cómo avanzamos los educatonistas hacia la construcción colaborativa de conocimientos. Vamos camino a ello…

@MiliLanghi

Señoras, señores… ¡se viene el #Educatón!

Después de varios meses de espera podemos decir que se están abriendo las puertas de lo que será el evento del año. Desde el 31 de Marzo al 4 de Abril mucha gente estará congregada por lo mismo, todos sumando ideas… Exploremos un poco lo que es el #Educatón y su filosofía.

 ¿Qué es el #Educatón? ¿Quiénes lo organizan?

Un Educatón es un evento en línea, masivo y en red, con el propósito de construir conocimiento en torno a diferentes problemáticas relacionadas con la educación. En esta edición el tema central es “e-ciudadanias e identidades digitales: desafíos para la educación”.

Notemos que no podemos comparar este evento con un congreso porque de algún modo todos estaremos “metiendo manos en la masa”. Aquí entre todos construiremos ideas, compartiremos discusiones con los especialistas.

Este evento es organizado por el Proyecto de Educación y Nuevas Tecnologías (PENT) de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales y la Organización de los Estados Americanos (OEA).

La palabra ‘Educatón’ bien nos hace acordar a Hackatón. Bueno, pues algo de inspiración buscó en está ultima, aunque reminiscencias griegas dotan de singularidad a la elección de la palabra que da nombre al evento. En este artículo de Graciela Caldeiro podemos entender más claramente lo que venimos diciendo.

 ¡Qué somos…! Educatonistas!…

Lo prometedor, sin dudas, serán los productos finales de las diferentes actividades. Además el hecho de interactuar con especialistas de manera sincrónica y asincrónica, construyendo soluciones a partir de ideas colectivas que se producen en colaboración, es muy intrigante y desafiante. Veremos cómo nos sorprende el Educatón en este sentido.

Recorriendo la web educaton.org.ar podemos ver los diferentes especialistas e instituciones que participarán, lo cual genera más intriga aun en virtud de los diferentes campos y realidades que se abarcan.

Algo de información, por favor!… (para calmar las ansias)

En el portal del Pent, algunos artículos fueron apareciendo para mostrarnos los avances, y de apoco se fueron delineando las características del evento. Todos sabemos que no vamos a un congreso virtual, esto es diferente, novedoso, y por lo tanto necesita de mucho trabajo. Como ex alumna creo que en esto el equipo del Pent tiene vasto camino recorrido (y no se cansan de recorrer…).

En este artículo el equipo del Pent nos adelanta algunos entre telones de lo que fue diseñar el entorno tecnopedagógico para el Educatón que se viene.

Aquí como miembro de la #RedGraduadosPent me encuentro a la espera del comienzo, desde la línea de largada todo se ve estupendo… A la cuenta de listos ya! Educatón en marcha!.

@MiliLanghi

 

 

Lectura veraniega vol. 1 :: Aprendizajes, conexiones y Artefactos

Con este post iniciamos una serie de recomendaciones/experiencias relacionadas con la lectura veraniega. Si bien no me recibí, eso quiere decir que todavía no tengo vacaciones de ningún tipo, me he tomado la atribución de negar la existencia de todo tipo de responsabilidad para poder leer. Resulta paradójico que una alumna universitaria reclame a gritos tiempo para leer, pero es así… no tengo tiempo para leer.

En este caso les quería comentar sobre un libro que me resultó muy interesante, y de hecho se lo recomiendo como una lectura casi-obligatoria para aquellos que estén estudiando o interesados sobre el campo de la educación y las nuevas tecnologías. Me refiero al libro “Aprendizajes, conexiones y artefactos. La producción colaborativa del conocimiento” de Begoña Gros Salvat.

Personalmente me interesa mucho profundizar, desde que terminé mi especialización, sobre la producción colaborativa del conocimiento y la gestión del conocimiento en las comunidades de práctica, es por esto que me voy topando con recomendaciones y lecturas que encuentro en Internet y me voy comprando. Debo confesar que me gusta comprar libros, buena parte de mi sueldo va dedicado a eso.

En general mi lectura fue muy reflexiva, pensando lo que estudié y conectándolo con las ideas que me brindaba el libro. La primera impresión que me dejó fue la frescura y delicadeza que le otorga la autora a cada categoría o idea que presenta. Estos calificativos me surgen luego de observar la profundidad y la identificad con que se desarrolla cada capítulo. Puede resultar obvio esto pero no todos los libros que he leído lo plasman de una manera tan elegante como lo pude leer en este libro.

Aprendizajes, conexiones y artefactos. La producción colaborativa del conocimiento. Begoña Gros Salvat.

¿Qué encontré durante la lectura?

– Un marco teórico interesante para pensar la construcción colaborativa del conocimiento mediado por tecnologías.

– Ejemplos concretos de entornos diseñados especialmente para la construcción colaborativa del conocimiento.

– Descripciones del papel del estudiante, el profesorado, las instituciones y el contexto en donde se construye el conocimiento colaborativo mediado.

– Explicación clara y precisa sobre la diferencia entre el conocimiento individual y el conocimiento grupal colaborativo.

Creo que este post fue una reducción muy simplista y mediocre de lo que este libro representa en la literatura sobre la temática que trabaja. Seguramente iré editando este post, para mejorarlo…

Realmente fue un placer chocarme con este libro, altamente recomendable.

 

@MiliLanghi