#Educatón: Dias 4, 5 y… al más allá!

En el día 4 me levanté verdaderamente temprano, a las 6AM (arg) sonó el despertador, tal vez mis ansias de que llegue el día 4 eran más poderosas que las ganas de dormir. Escribí mis ideas del día anterior mientras tomaba mates mañaneros (que siempre ayudan a pensar) y debo decirles que la llovizna cordobesa me inspiró un poco.

Las obligaciones del día me pusieron impaciente, yo quería estar en la actividad, era mi primer crónica y quería saberlo todo sobre las interacciones, cuántos eramos en el espacio, sobre el especialista… Como estaba en clase (tomando una clase), mientras el profe escribía en la pizarra yo tuiteaba (chicos, no hagan esto en sus colegios, y menos en la facultad!). Sin admitirlo quería que todos se enteren que comenzaba la actividad, quería decirles que hagan lo que yo no podía en ese momento.

Así la primer crónica fue espectacular, una experiencia muy interesante, ¡espero que se repita!

Para hablar un poco más de las cuestiones que me sorprendieron del Educatón me gustaría, pensando también en el día 5, quisiera retomar aquello que dejé pendiente en el post anterior: el recorrido personal de cada educatonista.

Como habrán podido experimentar cada educatonista tenía la libertad de gestionar su propia agenda durante el evento, esto es, poder guardar las actividades que deseaba realizar simplemente con un click, y la propia plataforma se encargaba de recordartelo con notificaciones antes de cada actividad agendada. Utilizo la palabra libertad porque esta acción implicaba una decisión, que condicionaba directamente las experiencias de cada educatonista.

Las implicancias de este aspecto del diseño son muchas pero creo que una de las principales es que se multiplicanban (y se siguen multiplicando) las diferentes conexiones entre ideas, oposiciones, reflexiones, comparaciones… esto deviene en aprendizajes más poderosos. Noten que no utilizo la palabra significativos porque me parece que lo poderoso engloba lo significativo, ya que lo poderoso tiene resonancias, trae consecuencias más allá de un tiempo determinado, como puede ser los cinco días que duró el Educatón. Seguro que algún estudioso o estudiosa de la teoría de Ausubel me puede discutir algo de lo que digo, lo cual sería interesante para seguir construyendo esta idea sobre los recorridos de los educatonistas.

Queda tanta tela por cortar que propongo hagamos un encuentro de educatonistas, para pensar sobre los aprendizajes, extraer conclusiones, ir más allá…

@MiliLanghi

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s